Cada cuadro que aquí se encuentra es un intento de “re-crear” la eternidad que nos habita, y que se manifiesta a cada instante. Cada pintura o dibujo es un intento de atrapar las fuezas de la vida y expresarlas a través de sensaciones colorantes y de formas sensibles. Me alegra compartir el resultado de mi trabajo con ustedes.

 



Sobre el lienzo en blanco inicio mi trabajo, primero coloco colores muy diluídos en agua, deviene algo sutil y transparente...
Más tarde esas manchas acúosas fueron convirtiéndose en presencias vitales.
La luz con su poder de vida que todo lo cubre y todo lo transforma, se fue manifestando...
El agua fluye, todo es movimiento...
El mundo se revela...